… Cada vez que un científico afirma que ha descubierto “el primer X” – donde x puede ser el fósil humano más antiguo de Europa, las primeras pruebas de cultivo de Maíz en México o cualquier otra cosa más antigua en cualquier lugar -, tal anuncio estimula a otros científicos a rebatir la afirmación encontrando algo más antíguo aún. Lo cierto es que debe de haber algún “primer X” que sea de verdad el más antiguo, y que todas las afirmaciones de X anterior sean falsas. Sin embargo para prácticamente cualquier X cada año aparecen nuevos descubrimientos y afirmaciones d eun supuetso X aún más antiguo, junto con refutaciones de algunas o todas las afirmaciones de los años anteriores acerca del X más antiguo. En muchos casos son necesarias décadas de investigación para que los arqueólogos lleguen al consenso en tales cuestiones…

Es decir si yo descubro algo, habrá uno, dos o tal vez 10 científicos que intenten probar lo contrario… O por lo menos mirarán el resúmen de mi proxima ¿tesis? (cuando lo acabe) y ahi mismo se pondrá en contra, e intentarán probar lo contrario o convencerme de que sus ideas son las correctas y las mias no. A menos que nos juntemos amistosamente, y tomándo un café lo discutamos civilizadamente; llegando a un consenso. Pero quién me garantiza que: ¿encontraré a otro que opine lo contrario? y de hacerlo deberé sentarme a tomar otro café y discutir una vez más, llegando a otro concenso, con lo cual muy posiblemente ya haya alterado mi hipótesis casi-original. Entonces este mínimo cambio, implica que debere regresar con el cientifico número 1, tomar otro café y otra conversación, bla, bla, bla… y así sucesivamente.

Bueno, en conclusión, creo que el resto de mi vida tendré que tomar muuuucho café…

Anuncios